Inauguro esta sección con un video que conocí gracias a Manolo. No puedo imaginarme la cantidad de veces que estos tipos se habrán roto los piños para realizar esta coreografía, paradigma de la coordinación física y la genial y absoluta falta de vergüenza en pos de la fe en su música. Geniales. 🙂

Anuncios