He aquí una rotunda muestra de lo que puede ocurrir si en una rueda de prensa junto al gran Millán Salcedo uno intenta hacerse el graciosillo. El caballero que acompaña al humorista no es otro que el concejal de Festejos de Ciudad Real. Ahí es nada.

Yo me pregunto qué se le recorrerá a este hombre por el cuerpo cuando vea este vídeo. A mí me daría algo.

Anuncios