Cualquiera que haya leído de forma medianamente regular los post que escribo aquí e incluso en Antiegos sabrá que hace tiempo que voy detrás de la idea de crear un videoblog. Uno de los principales problemas a los que me enfrento es el de la página en blanco, la pantalla en blanco podría decirse en este caso.

La cuestión es que, en la teoría, he aprendido qué es y cómo funciona un videoblog, cuáles son las mejores formas de hacerlo funcionar y distribuir y, además, no me faltan ideas. Pero por algún motivo no termino de decidirme. Creo que mi principal temor se basa en la continuidad. De hecho, Antiegos y este mismo blog han disminuido en su frecuencia de posteo, por supuesto, debido a las obligaciones y compromisos de lo que llamamos “vida real”. La cuestión es que, a pesar de todo, la idea no se me va de la cabeza. A ver si encuentro una motivación y un punto de arranque que me sirva de detonante e inspiración. Si se os curre algo, soy todo oídos. Aquí os dejo uno de los vídeos fallidos de prueba.

Anuncios