Buscar

Josmachine Blog

El vacío mental como forma de vida

Categoría

Fotos

Obras de arte de la fotografía con Lego

Si hay algo de Internet que realmente me encanta es cuando encuentro el trabajo de alguien con ganas de hacer algo diferente y original. Esto es lo que me ha pasado con Balakov, un fotógrafo con una cuenta en Flickr en la que se pueden ver reproducciones de fotografías famosas reconstruidas con muñequitos de Lego. Aquí tenéis una muestra genial.

lego-viga.jpg

Pero no solo hace unas estupendas fotos con muñequitos, es que además nos muestra cómo las hace. De verdad, una gozada.

Nota: He encontrado esta cuenta en un blog pero se me ha cerrado el explorador antes de poder enlazarlo y ahora no recuerdo cual era. Por favor, si algún editor de dicho blog pasa por aquí que lo diga y lo enlazará en el acto.

Una nota nunca viene mal

Es curioso como la creencia en ciertos personajes que, cuando somos niños, creemos perfectamente real, se va evaporando a medida que crecemos. Supongo que no es algo voluntario, la vida puede ser muy cruel y frecuentemente nos muestra su peor cara. Pero, ¿porqué dejar de creer en los vampiros, en Superman o en Los Diminutos? El mundo de aquellos años en los que teníamos la certeza de que un ratón metía su diminuta manita bajo nuestra almohada y cambiaba nuestros dientes de leche por monedas, era, indudablemente, un mundo mejor. Ahora, de adultos, la sola idea de que un roedor se nos acerque a la cara mientras dormimos nos repugna, por muy buenas que sean sus intenciones.

Por este motivo, a pesar de tener muy claras como son las cosas de la vida de un adulto, siempre he dejado un margen para la magia, para la ilusión y, sobre todo, para la esperanza. Afortunadamente, en un momento determinado encontré (o me encontró ella, quizás) a Ruth, una persona que hace que no olvide que la vida va más allá de lo que normalmente los ojos nos dejan ver.

El pasado 24 de diciembre, Nochebuena para más señas, desde primera hora de la mañana Ruth no dejaba de preguntarme a qué hora vendría Papá Noel este año. Y cómo quieres que lo sepa, le decía yo, pero era tal su insistencia que tuve que poner esta nota en la puerta cuando salimos a desayunar.

Nota papá noel

Creo que esto la tranquilizó un poco y he de reconocer que yo también me sentí algo más liviano. Finalmente, el barbudo llegó por la noche.

Amigos, música y talento

Ayyssh… Me encanta hablar de los amigos, sobre todo si es bien y, fíjense que maravilla, voy a aprovechar esta entrada para hacerlo y además de unos cuantos.

Me complace enormemente sentirme rodeado de virtuosos en potencia, si bien es cierto que, a veces, uno se siente intimidado ante el enorme derroche de talento que destilan. El caso es que, hablando de amigos, Amigos que no tendré es una banda compuesta por amigos que, afortunadamente, sí tengo. Creo que en alguna ocasión ya he hablado de ellos, si no aquí, en Antiegos, pero es que no me canso, oiga.

Desde hace algún tiempo están sufriendo una suerte de hemorragia musical y sus conciertos están siendo más continuados que nunca. Por supuesto, siempre que puedo voy a verlos y, sinceramente, no es tan solo porque haya que apoyar a los amigos, que también, sino porque me gusta verlos tocar, dejarme llevar por la estupenda música que hacen y ver como, concierto a concierto, canción a canción, son un poco mejores, algo, de verdad, alucinante.

La cuestión es que creo que, y corríjanme si me equivoco, gran parte de la culpa de     uw estén pasando por esta estupenda fase es de Isra, el manager, relaciones públicas y currante oculto del grupo. Podría decirse que Isra trabaja para ellos y lo hace porque le apasiona el grupo y la música que hacen, sabe ver su talento y lucha para que lleguen todo lo lejos posible, poniendo su especial empeño cargado de pasión. Una prueba clara de ello son los carteles que diseña para cada una de sus actuaciones, unos carteles icónicos que no pasan desapercibidos. Isra coge los elementos que se encuentra y, a modo de samplers, los deconstruye, los reordena y los monta de nuevo adaptándolos a una imagen que él tiene del grupo y que nos trasmite a los demás.

Para muestra un botón, tres en este caso. Espero que a ustedes, lectores anónimos, les gusten tanto estos carteles como a mí y les sugiero que se pasen por la web oficial del grupo y escuchen algunas de sus canciones. Verán lo que es bueno.

aqnt-chris.jpg aqnt-monsters.jpg amigos-dreams.jpg

Blog de Amigos que no tendré
Web de Amigos que no tendré

Una mirada en el bolsillo

Con las cámaras digitales reduscubrí el placer de la fotografía. El engorro que supone para alguien tan vago como yo toda la parafernalia de la fotografía tradicional desaparece con una camarita que te cabe en el bolsillo y te permite derrochar disparador sin miedo a gastar un carrete lleno de fotos que no has comprobado.

Llevo mi cámara a todas partes y probablemente hago menos fotos de las que pensaba que haría antes de comprarla pero me gusta sentirla en el bolsillo interior de la chaqueta esperando a que aparezca una imágen que valga la pena. Y casi nunca aparecen .

Eso sí, cuando aparecen, y además vienes de compartir unas copas y unas risas con los amigos, de vivir, en definitiva, te alegras de poder dispararla.

Esta foto no hace justicia a la imagen real, pero es la forma más precisa que tengo de mostraros que, a veces, un instante preciso/precioso sirve para que sepa que no hay nada que merezca más la pena que todo lo que ya tengo, aunque al día siguiente vuelva a sonar el despertador a la misma hora.

El tigre de Tasmania

Ayer las Ruvis publicaron una estupenda entrada sobre el Aye Aye, esa especie de oveja negra de los Lémures que ya se encuentra en peligro de extinción. Después de leer su entrada no pude evitar sentirme triste al recordar una vez más que todo esto se va al carajo, que lo verdaderamente maravilloso de este mundo es perfectamente prescindible para aquellos que lo gobiernan y que, al final, lo único que quedará serán cuatro hijos de la gran puta rodeados de dinero y de cenizas.

Como digo, el artículo de las Ruvis me recordó al Tilacino o Tigre de Tasmania, un tigre marsupial que se extinguió hace poco más de ochenta años. Cuando se puso precio a la cabeza de este maravilloso animal fue perseguido y matado indiscriminadamente por, como siempre, los intereses de unos pocos. Preparaos para llorar: se pagaba una libra por cada cabeza de Tigre de Tasmania. ¡Qué asco y que vergüenza!

El último Tilacino murió el siete de septiembre de 1936 en el Zoológico de Hobart, Tasmania. Este es un vídeo del año 1933 de ese mismo ejemplar que os pongo simplemente para que veáis la fascinante belleza de este animal.

Desde su desaparición se han registrado más de 300 testimonios de gente que asegura haber visto algún ejemplar en libertad. Esperemos que sea cierto.

Crisis de personalidad

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑