Este es uno de esos anuncios que al principio pasan desapercibidos pero que con el tiempo, a fuerza de verlos, se te van quedando y al final te encantan. Al menos es lo que me ha pasado a mi. Es un anuncio muy sencillo: giro contrapicado del hueco de una escalera, Olivier Martínez en una habitación vacía con panorámica circular y mirada a cámara. Más sencillo y elegante imposible. En definitiva el anuncio nos vende L’Homme, una frangancia de Yves Saint Laurent que, como su nombre indica, es para hombres.

Pero, al margen de la realización, es indudable que el gran atractivo del spot es la música que suena. Si vosotros, como yo, os habéis preguntado de qué canción se trata, quien la compone e interpreta y dónde se puede conseguir, aquí estoy yo para contároslo.

Pues veréis, desgraciadamente el tema está compuesto para el anuncio lo que significa que no es un tema que se pueda descargar del iTunes, ni está en un Cd que se pueda comprar en la Fnac. El tema se llama Everything can go, su autor es Nikola Acin y está interpretado por Lou Marco. La letra, breve como imaginaréis, es la que sigue:

Let the walls start shaking
And the earth start quaking
And let the thunder roar
Everything can go if you don’t love me

¿Soy el único al que le encanta? Por cierto, si os apetece aquí podéis ver el making of.

ACTUALIZACIÓN

Más de doce años después de publicar esta entrada, he llegado al blog a través de un comentario y he vuelto a leer este post y, por supuesto, he vuelto a ver el anuncio y escuchar la canción, que me sigue maravillando.

Es entonces cuando se me ha ocurrido buscar qué habría hecho el autor de la canción en estos doce años y he descubierto horrorizado que Nikola Acin falleció poco más de un mes antes de que yo publicase esta entrada. Me ha invadido un extraño desasosiego, no sé si por esa sensación que nos produce la muerte de un desconocido al que le reconocemos un gran talento o por al tristeza egoísta de saber que «Everything can go» nunca llegará a ser una canción completa, o al menos, una canción más larga. O quizá sea porque, en estos doce años ni yo, ni por lo que veo, mucha más gente, hemos dejado de buscar esta canción. Os dejo una versión del anuncio, unos segundos más larga.

Lo ví aquí.