Buscar

Josmachine Blog

El vacío mental como forma de vida

Amigos, música y talento

Ayyssh… Me encanta hablar de los amigos, sobre todo si es bien y, fíjense que maravilla, voy a aprovechar esta entrada para hacerlo y además de unos cuantos.

Me complace enormemente sentirme rodeado de virtuosos en potencia, si bien es cierto que, a veces, uno se siente intimidado ante el enorme derroche de talento que destilan. El caso es que, hablando de amigos, Amigos que no tendré es una banda compuesta por amigos que, afortunadamente, sí tengo. Creo que en alguna ocasión ya he hablado de ellos, si no aquí, en Antiegos, pero es que no me canso, oiga.

Desde hace algún tiempo están sufriendo una suerte de hemorragia musical y sus conciertos están siendo más continuados que nunca. Por supuesto, siempre que puedo voy a verlos y, sinceramente, no es tan solo porque haya que apoyar a los amigos, que también, sino porque me gusta verlos tocar, dejarme llevar por la estupenda música que hacen y ver como, concierto a concierto, canción a canción, son un poco mejores, algo, de verdad, alucinante.

La cuestión es que creo que, y corríjanme si me equivoco, gran parte de la culpa de     uw estén pasando por esta estupenda fase es de Isra, el manager, relaciones públicas y currante oculto del grupo. Podría decirse que Isra trabaja para ellos y lo hace porque le apasiona el grupo y la música que hacen, sabe ver su talento y lucha para que lleguen todo lo lejos posible, poniendo su especial empeño cargado de pasión. Una prueba clara de ello son los carteles que diseña para cada una de sus actuaciones, unos carteles icónicos que no pasan desapercibidos. Isra coge los elementos que se encuentra y, a modo de samplers, los deconstruye, los reordena y los monta de nuevo adaptándolos a una imagen que él tiene del grupo y que nos trasmite a los demás.

Para muestra un botón, tres en este caso. Espero que a ustedes, lectores anónimos, les gusten tanto estos carteles como a mí y les sugiero que se pasen por la web oficial del grupo y escuchen algunas de sus canciones. Verán lo que es bueno.

aqnt-chris.jpg aqnt-monsters.jpg amigos-dreams.jpg

Blog de Amigos que no tendré
Web de Amigos que no tendré

Un post cansino y aburrido

Hace tiempo que no publico en Realidad elevada el cubo. Y el caso es que continuamente se me ocurren temas y cosas que contar. No sé realmente cual es el problema. A parte del trabajo claro, como siempre, en el que hay épocas que de mucho más estrés y que confías que pasarán pronto pero que no hacen más que alargarse de forma constante. Sé que es una ilusión que nosotros mismos –los currantes, digo- nos creamos y que la mayoría de las veces funciona, eso sí, de forma cíclica.

Bien, ya estoy divagando. La cuestión es que, como decía, el cansancio que me pueda producir el exceso de trabajo unido a una serie de responsabilidades, que por otro lado yo asumo voluntariamente (el que me lea habitualmente en Antiegos seguramente sabrá a qué me refiero) hace que la poca inspiración o ganas que pueda tener para publicar aquí se me diluyen de un día para otro. Miento, ganas tengo siempre, lo que no sé muy bien es encontrar las fuerzas para expresarme, dar con esa voz que creo que todavía no he encontrado para este blog con la que me pueda sentir cómodo escribiendo. Hay ciertos bloggers, por otro lado, que me ha solicitado el carnet Ruvio. Si leen esto, por favor, que no desesperen ni piensen que no se lo mandaré. Lo único que quisiera es que tuviesen un poquito de paciencia. Tendréis vuestro carnet, eso no lo dudéis.

Bueno, después de este rollo quería comentar que lo más probable es que en los próximos días y poco a poco el aspecto de este blog empiece a cambiar. Me apetece que tenga un aspecto un poco más limpio. Tengo que organizar también el blogroll, cosa que nunca he tenido demasiado ordenada aquí. Es posible incluso que cambie de nombre, que desaparezca ese Realidad elevada al cubo para transformarse en otra cosa. Todos aquellos que estáis suscritos al feed no os preocupéis, la url será la misma con lo que no habrá problemas de acceso.

Un tema: qué temas voy a tratar a partir de ahora. Está claro que un blog no tienen necesariamente que tratar un tema concreto, existen cantidad de bitácoras que sencillamente son diarios en los que la gente cuenta su día a día. A mi me apetece hacer reflexiones sobre diferentes cosas, siempre desde mi absurdo mecanismo mental. Quisiera sentirme libre escribiendo, tal como estoy haciendo ahora, porque sino no tiene sentido hacer esto. Me apetece también escribir sobre tecnología. A ver, no soy un entendido ni mucho menos, incluso se podría decir que soy un ignorante, pero mi innata curiosidad me lleva de forma constante a probar cosillas que voy viendo por ahí. El ejemplo perfecto sería mi reciente incursión en Twitter y en Mister Wong. Prometo entradas de ambos próximamente en las que explique de qué van estas cosas y en las que aporte mis impresiones.

Y ya está, no quiero enrollarme más, bastante aburrida debe ser ya esta entrada. Simplemente quería dejar constancia de estas cosas y, si de casualidad, alguien lo lee, pues oye, mejor que mejor.

Salute, amigos.

Miedo a la familia numerosa

Decidido, no quiero cuatrillizos. 😆

Visto en 100 fuegos

Etiqueta de búsqueda

Una mirada en el bolsillo

Con las cámaras digitales reduscubrí el placer de la fotografía. El engorro que supone para alguien tan vago como yo toda la parafernalia de la fotografía tradicional desaparece con una camarita que te cabe en el bolsillo y te permite derrochar disparador sin miedo a gastar un carrete lleno de fotos que no has comprobado.

Llevo mi cámara a todas partes y probablemente hago menos fotos de las que pensaba que haría antes de comprarla pero me gusta sentirla en el bolsillo interior de la chaqueta esperando a que aparezca una imágen que valga la pena. Y casi nunca aparecen .

Eso sí, cuando aparecen, y además vienes de compartir unas copas y unas risas con los amigos, de vivir, en definitiva, te alegras de poder dispararla.

Esta foto no hace justicia a la imagen real, pero es la forma más precisa que tengo de mostraros que, a veces, un instante preciso/precioso sirve para que sepa que no hay nada que merezca más la pena que todo lo que ya tengo, aunque al día siguiente vuelva a sonar el despertador a la misma hora.

Cumpleaños feliz bizarro

A todos nos han cantado alguna vez eso de “cumpleaños feliz” pero supongo que no a todo el mundo unos amigos en un grave estado de embriaguez le han interpretado la canción convirtiéndola en una versión bizarra de aquellos mixes a lo Jay Bunny con temas de los 70 y la han grabado 24 veces en un CD. A mí eso sí me ha pasado. Fue hace unos cumpleaños atrás y el lugar elegido para reproducir la obra fue una concurrida (no tanto esa tarde, menos mal) cafetería del centro en la que los clientes y yo nos quedamos estupefactos ante semejante delirio ¿musical? Puede que no suene afinado, puede que no llegue nunca al número uno de las listas, pero lo que me hizo sentir esa canción aquel día era parecido a lo que debe sentirse al escuchar el canto de los ángeles. Y es que en ese momento me sentí un hombre afortunado. El que más.

No, hoy no es mi cumpleaños, pero aun así quisiera dejar constancia de mis palabras adjuntando el tema, interpretado a la guitarra por Manolo y cantado como nunca por Isra y Bea a los que algunos ya les conoceréis por Los náufragos. Que ustedes lo disfruten.

El tigre de Tasmania

Ayer las Ruvis publicaron una estupenda entrada sobre el Aye Aye, esa especie de oveja negra de los Lémures que ya se encuentra en peligro de extinción. Después de leer su entrada no pude evitar sentirme triste al recordar una vez más que todo esto se va al carajo, que lo verdaderamente maravilloso de este mundo es perfectamente prescindible para aquellos que lo gobiernan y que, al final, lo único que quedará serán cuatro hijos de la gran puta rodeados de dinero y de cenizas.

Como digo, el artículo de las Ruvis me recordó al Tilacino o Tigre de Tasmania, un tigre marsupial que se extinguió hace poco más de ochenta años. Cuando se puso precio a la cabeza de este maravilloso animal fue perseguido y matado indiscriminadamente por, como siempre, los intereses de unos pocos. Preparaos para llorar: se pagaba una libra por cada cabeza de Tigre de Tasmania. ¡Qué asco y que vergüenza!

El último Tilacino murió el siete de septiembre de 1936 en el Zoológico de Hobart, Tasmania. Este es un vídeo del año 1933 de ese mismo ejemplar que os pongo simplemente para que veáis la fascinante belleza de este animal.

Desde su desaparición se han registrado más de 300 testimonios de gente que asegura haber visto algún ejemplar en libertad. Esperemos que sea cierto.

Georgemachine, my brother

Mi hermano Georgemachine es un tío especial. ¿Os acordáis de La Mosca? Pues si en una cabina de teletransporte entrase un filólogo y en la otra Pepe Viyuela es muy probable que el resultado de la fusión desoxirribonucleica fuese Georgemachine. Y lo digo con todo el cariño del mundo. Él, a veces, cuando nos partimos el culo, piensa que nos reímos de él, y no es cierto. Pero es que las situaciones en las que se mete él solo nos hacen, muy a menudo, olvidarnos de esta mierda que a veces puede ser la realidad. Y eso es bueno. Tengo que contar (lo necesito, de hecho) un par de anécdotas conectadas que lo acercan muy mucho a algún personaje de Futurama o de Padre de familia.

La semana pasada quiso el destino que tuviese libre el sábado por la noche, con lo que aprovechamos para salir de copas. Tras unos mojitos impresionantes en Artería, decidimos probar en un local que se acaba de inaugurar. Cuando entramos vimos que era incluso más pequeño de lo que nuestra curtida imaginación nos había soplado. Pero no solo eso, además era angosto y estaba muy mal distribuido. Si a ello le sumamos el asfixiante olor a recién pintado y una molesta luz negra la sensación de comodidad se hacía prácticamente nula. Pero nos quedamos un rato. He aquí que George comenzó a sentirse angustiado, la pintura le daba tos y parece que le mareaba un poco. Unas amigas habían ido a inspeccionar el servicio al que se accedía por una puerta corrediza. George, en un ataque de urgencia, salió disparado al servicio y usando su aplastante y, quizá a veces, desmesurada lógica, decidió que, si a la derecha había una puerta corrediza que daba al servicio femenino, el masculino debía estar a la izquierda, aunque a la izquierda solo hubiese una pared pintada y, eso sí, enmarcada. Fue entonces que, ante la perpleja mirada de todos los presentes, el genial Georgemachine palpó la pared a velocidad creciente en progresión en busca del asa que le ayudase a abrirla. Os aseguro que fue muy divertido.

Unos días más tarde, comentado el acontecimiento, dijo con impresionante seguridad y palabras textuales:

“¿Por qué estas cosas solo me pasan a mí? ¿Es que no le pueden pasar por ejemplo a Carolina o… a mí?”

Este es mi hermano George. Si él me deja espero poder seguir contando anécdotas suyas porque el tío es una mina.

Un abrazo, hermano.

Máma, quiero ser payaso

He aquí una rotunda muestra de lo que puede ocurrir si en una rueda de prensa junto al gran Millán Salcedo uno intenta hacerse el graciosillo. El caballero que acompaña al humorista no es otro que el concejal de Festejos de Ciudad Real. Ahí es nada.

Yo me pregunto qué se le recorrerá a este hombre por el cuerpo cuando vea este vídeo. A mí me daría algo.

Crisis de personalidad

 

Para una vida bloguera ordenada

Hoy el genial Víbora ha puesto el dedo en la llaga. Ha escrito un post sobre un tema que me fascina sobremanera: el efecto que tiene un blog en la persona que hay detrás del blogger. Debo reconocer que llevo escritas bastantes páginas sobre este tema, llenas de reflexiones basadas en mi propia experiencia y que poco o nada tienen que ver con la tecnología. Son más bien intentos de descubrir hasta donde llegan los tentáculos del propio blog y si su forma de tocarme puede llegar a ser peligrosa.

Pero en fin, no es este el tema que quiero tratar hoy, hay mucho tiempo por delante y a este blog, un poco dejado de mano de Dios (de la mía más bien), aun le queda espacio para llenarse de tonterías introspectivas. Hoy de lo que quiero hablar es de otra cosa y ésta si tiene algo que ver con la tecnología.

Creo que es inevitable que al abrir un blog, si eres un animal medianamente social, con el tiempo irás creando vínculos con otros bloggers hasta que pertenezcas a una o varias “comunidades”. A medida que la comunidad crece, la responsabilidad del blogger crece con ella. Es decir, si tienes una docena de blogs de visita diaria en los que sigues una docena de conversaciones, esto se convierte en un trabajo. Sí, es cierto que si enriqueces esos blogs con tus comentarios es porque te apetece, porque los consideras interesantes y divertidos y la opinión de ellos es importante para ti. Pero llega un momento en que todo puede parecer un poco caótico y puede aparecer el estrés y/o la ansiedad. Te gusta pero te agobia. Eso pasa, de hecho a mi me pasa de vez en cuando. En cualquier caso me permito la libertad y el descaro de daros tres ideas muy, muy obvias pero que puede que a alguno le sirvan de ayuda a la hora de tener un poco más ordenada su vida bloguera. Ahí van.

Los comentarios del propio blog. De entrada este punto es como muy evidente pero me consta que hay gente que no tiene vinculados sus comentarios al correo electrónico. Incluso gente con muuuuuchos comentarios. Creo que esto es algo esencial. Si no lo tienes así, hazlo. Casi todas las plataformas te darán la opción de mandarte un email con los comentarios que recibas. Así los tendrás mucho más controlados, sobre todo en las entradas más antiguas. Yo recomiendo Gmail.

Los comentarios que dejas en los demás blogs. A veces ocurre que no nos acordamos de todos los comentarios que hemos dejado y no volvemos a ese sitio a ver si hemos recibido respuesta. En Co.mments puedes hacer un seguimiento de todos los comentarios y conversaciones en las que participes. Tan solo tienes que añadir la URL de las entradas que quieres seguir y cada vez que alguien ponga un comentario éste irá apareciendo. Además puedes ver todas tus conversaciones en una sola página. Pruébalo.

Actualización de tus blogs favoritos. Mucha gente todavía no conoce, no usa, o no sabe para que sirven los lectores de feeds. Con un lector de feeds tan solo tienes que añadir las direcciones de tus blogs favoritos y cuando éstos actualicen lo sabrás enseguida. Además, igual que en el punto dos, podrás leer todas las entradas nuevas en una misma página. Yo uso el Google Reader (además, si tienes cuenta Gmail podrás acceder con la misma dirección sin registrarte otra vez) pero hay muchos otros como Bloglines o incluso Technorati. Generalmente los posts nuevos no los leo en el lector, me gusta entrar en el blog de mis amigos que para algo se lo han currado para que quede bonito, pero es una opción muy práctica.

Contrólalo todo en un vistazo. Yo tengo personalizada mi página de Google de forma que puedo ver el correo con los comentarios, el Google reader con las nuevas entradas de mis amigos y algunas cosas más. De esta manera, cuando me conecto, con un vistazo ya se si me han comentado y si alguien ha puesto alguna entrada nueva. Si no te gusta Google, siempre puedes usar otras opciones como Netvibes.

Si tenéis alguna duda no dudéis en preguntar. Si no es muy difícil os ayudaré.

 

🙂

Victoria

Después de hacer al amor Mario se tumbó mirando al techo mientras Soledad le acariciaba el poblado pecho. Los dedos de Soledad siguieron con el juego de exploración subiendo y bajando por la mata de pelo de él, haciendo caracolillos y enroscándose en las zonas más pobladas. Mario, cansado por el trabajo y relajado por el ejercicio sexual se hundió en un sueño profundo mientras Soledad, absolutamente fascinada por ese hombre al que acababa de conocer, seguía amasando vello corporal en un juego casi frenético y tierno a la vez.

Sus dedos tocaron algo raro. Bajo la inmensidad pilosa Soledad detectó un pequeño accidente en la piel. Frotó suavemente de nuevo y se dio cuenta de que tenía una forma bastante regular. Apartó el vello como pudo pero no consiguió ver nada. Movida por una curiosidad insana aprovechó el sueño profundo de Mario para rasurar la zona con tal habilidad que el hombre ni se inmutó. Allí, bajo la espesa capa de pelo, a la altura del corazón, había tatuada una “V” capitular.

Se vistió rápido y salió del hostal a toda prisa. No quería que estar allí cuando Mario se despertase. Ahora no podría ocultarle que, en realidad, su nombre era otro.

¿Dónde está la pelota?

El otro día Morpheo se levantó del sofá y, sin querer, le dio una patada a la pelota del perro. El perro dio un salto desde el sofá directo a la ella pero yo fui más rápido y la cogí primero. “¿Dónde está la pelota?” le dije y el perro empezó a ponerse nervioso. Morpheo, que estaba justo a mi lado, se agachó para atarse un cordón dándome la espalda en posición horizontal y entonces, sin pensarlo, puse la pelota en el centro de la misma y le dije al perro otra vez “¿dónde está la pelota?, búscala, ¿dónde está la pelota?”. Hay que ver lo simples que pueden llegar a ser los perros ya que, aunque hacía un segundo que tenía la pelota en la mano, se puso a mirar a todos lados como diciendo “oh, es increíble, ha hecho desaparecer la pelota” y la pelota ahí, en la espalda de Morpheo mientras éste se ataba el cordón.

El perro estaba cada vez más inquieto y viendo que no se daba cuenta de dónde había dejado el juguete Morpheo le insistió: “¿dónde está la pelota? Vamos, busca la pelota, chico”, y yo “venga, ¿dónde está la pelota? Venga, búscala” y después Morpheo, todavía agachado, “pero venga, ¿es que no la ves? Búsca la pelota” y el perro dando vueltas de un lado para otro y yo señalando la pelota en la espalda de Morpheo y diciendo “está aquí, está aquí” y el perro mirando en dirección contraria sin entender nada de nada y Morpheo y yo casi al unísono “¿dónde está la pelota?”. Y la pelota bamboleando en la espalda.

Al final el perro salió al pasillo, supongo que pensando que quizá la pelota se había ido por allí o quizás asustado por la posición de Morpheo que seguía inclinado apoyando sus manos en las rodillas. Salí al pasillo, cogí al perro en brazos y lo llevé de nuevo al salón mostrándole desde esa altura donde se encontraba la pelota. El perro la cogió con mucho cuidado y lo dejé otra vez en el suelo permitiendo que Morpheo volviese a la posición vertical.

En ese momento, Morpheo y yo nos miramos y comprendimos que lo que acabábamos de hacer era probablemente la cosa más ridícula y surrealista de nuestras vidas, él ahí agachado, haciendo equilibrios con una pelota en la espalda mientras arengábamos al perro y éste se volvía loco.

Y la carcajada fue de antología por lo sonora, por lo larga y por lo lacrimógena.

No hay un genio tan genial

Me he encontrado este anuncio en youtube y tenía que ponerlo aquí. La primera vez que lo vi en televisión me partí de la risa. Ahora lo han acortado y no me gusta tanto pero cuando lo ponen no puedo evitar mirar. Este genio es genial. Eso sí, encontrarte a alguien así en persona debe ser irritante. Por cierto, los del anuncio parecen Vincent D’Onofrio y Tobey Maguire a baja resolución.

Pues lo dicho, os dejo el anuncio de Mini y como extra un poco de publicidad de la marca que no tiene desperdicio. Que lo disfrutéis, yo no puedo dejar de verlo una y otra vez.

😀

Microrrelatos (I): La paradoja del torpe.

Se vieron por primera vez en el metro. Él perdió el equilibrio y chocó de cara contra ella.
– Perdón, mis reflejos son de torpe. –le dijo.

A la salida del vagón, a ella se le rompió el tacón y mientras su bolso volaba como un pájaro diseñado por Versace se fue de morros contra el suelo. Aterrizó en los brazos de él que con una sonrisa le ofrecía el bolso cogido al vuelo.

Coincidieron más tarde en la presentación de un nuevo artista. Él la sorprendió mientras ella, bizqueando la mirada, observaba un cuadro enorme e incomprensible.

– ¿Soy el único que ve un simple borrón sobre un fondo blanco?

Ella se giró como un remolino y al verlo ahí de pie, tan desvalido e inseguro, negó con la cabeza conteniendo una carcajada.

– Perdona, soy un torpe con el arte.

Ella le creyó. Sin embargo, cuando fue él el que subió al atril y habló de su obra, tuvo sus dudas.

Coincidieron por tercera vez en un aparcamiento. Esta vez fue ella la que le sorprendió a él. Él estuvo encantador, como siempre, y ella le invitó a un café. Antes de que el café se enfriase, ella, con los pómulos encendidos, le propuso ir a otro sitio.

– Disculpa, pero soy un amante muy…
– ¿Torpe? –le interrumpió ella- No, disculpa tú, me gustaría descubrirlo por mí misma.

El tercer orgasmo le recordó, por algún motivo, a Hiroshima y lo que nació en su pecho tras recuperarse, le aterrorizó. Algo malo debía tener y era muy pronto para el amor.

– Perdona ¿me puedes decir en qué me estás engañando?
– En nada. –respondió tranquilo.- Soy un torpe mintiendo.

Atracón de Delfín

Viendo que mi nuevo cantante favorito ha despertado grandes pasiones y algún que otro bajón de tensión, ataco de nuevo con tres videos más de este genio musical.

Primero una entrevista en la que Delfín nos abre su corazón y nos muestra sus más inmediatos proyectos y sus sueños de celofán.

Si no lo puedes ver pincha aquí para verlo en youtube.

George, filólogo profesional, ha dicho de ella, concretamente de la respuesta a la tercera pregunta, lo siguiente:

“Es absolutamente increíble (denota una nula competencia lingúística y una bajísima inteligencia) y me tiene fascinado.”

He aquí la transcripción de la respuesta:

“Bueno, el tema de las Torres Gemelas está en todo el mundo, la verdad que Delfín es autor y compositor tanto de letra y música, eh, es un sentimiento amoroso que un amor perdido en las Torres Gemelas me duele, me, tengo un dolor-sentimiento tan tan profundo hasta la vez que llevo en mi corazón de que perdí un amor en las Torres Gemelas.”

Aquí una explicación de su nombre:

Y para terminar, un saludo a Chile coronado con un fragmento de su maravilloso tema “Torres Gemelas” a capella. Sí, señores, a capella.

Delfín hasta el fin.

Mi nuevo cantante favorito

Delfín se ha convertido en mi nuevo cantante favorito por unas cuantas razones de peso que pasa enumerar:

1. Nadie como él es capaz de hacerme vibrar con sus comprometidas letras que además no renuncian al ritmo más bailable.

2. La calidad técnica de sus videoclips que te transportan a los lugares y momentos convirtiendo su música en una experiencia que va mucho más allá de lo meramente musical.

3. El estilismo y la puesta en escena de Delfin denotan un alto conocimiento de las tendencias de la moda y de los más variados y punteros diseños en interiorismo.

4. La indiscutible e indudable capacidad, ingenio y originalidad en la utilización del marketing a su favor que le han convertido en uno de los artistas más conocidos en el mundo (al menos en Youtube).

5. Ese nombre, DELFIN, que nos plantea la seria duda de si es un nombre artistico o sencillamente, el artista nos regala en un alarde de generosidad y buenas intenciones su más preciada y profunda intimidad.

Por todo ello, Delfín es mi nuevo cantante favorito.

“Desde Ecuador con amor, Delfín sin fin”

Visita el sitio oficial de Delfin Quishpe

Visita el sitio de Delfin Quishpe en Myspace

Visto en Dani’s Blog

Ahora no puedo hablar

Fuera hace un frío del demonio. George y yo hemos quedado para tomar un café. Él pide un solo, yo un cortado.

– Entonces ¿te vienes a Alicante o qué? –me dice.

– La verdad es que esta tarde me apetece quedarme en casa. Además, siendo hoy víspera de Reyes no habrá quien se mueva por allí.

La camarera trae los cafés. Siguiendo una extraña e inevitable inercia cósmica, me pone a mí el solo y a George el cortado. Nos cambiamos los cafés cuando sabemos que no nos mira. Una de nuestras reglas es evitar dentro de lo posible que un camarero se sienta mal, aunque el café sea zumo de estiércol.

– Solo voy a estar un rato, es ir, recoger a éste y volver –insite.

– Ya pero…

De repente, y sin que me percate de cómo ocurre, a George le explota, literalmente, el sobre de azúcar en sus narices esparciendo el contenido en todas direcciones. La mesa azul marino oscuro parece un estrellado cielo de verano.

– ¡¡Joder!! Siempre igual… –dice mientras hace malabarismos con el sobrecito para que éste no se le caiga dentro de la taza.

– ¡¡¡¿?!!!

Le doy otro sobrecillo, agitado previamente por mí, y lo coge mientras se atusa el jersey. Suena su móvil. Es su novia.

– Eh…, hola… No, no.., nada. Sí, me voy ahora a Alicante. ¿Sí? ¿Has salido ya? Sí, sí, vale, vale… –veo que, curiosamente, se va poniendo más y más nervioso- Oye, mira, cuando esté en Alicante te llamo, que es que ahora no puedo hablar. Sí, sí, vale, adiós, adiós.

George me mira como si yo no hubiese oído la conversación y no le da importancia a lo de “ahora no puedo hablar”. Lo cierto es que yo tampoco se la doy pero me pregunto cuál es el motivo que hace que una persona que es como tu hermano, aplace (de hecho, corte radicalmente) una conversación con su novia porque tú estás delante. ¿O sería por el azúcar?

La tarde transcurrió tranquila en casa, tal y como me había propuesto, pero no dejé de preguntarme qué oscuros misterios se esconden tras nuestros familiares y amigos más cercanos. Creo que no quiero saberlo.

Proyecto “Este Blog es Ruvio”

El proyecto “Este Blog es Ruvio” pretende ser un grito a la libertad de expresión del blogger y una denuncia a los denominados trolls, aquellos que no muestran un mínimo respeto ante las ideas de los demás, entran en blogs ajenos haciendo comentarios hirientes, insultando, menospreciando e incluso amenazando.

 

Somos conscientes de que el que tiene un blog público está expuesto a recibir este tipo de visitas y este proyecto pretende que, al menos, todo aquel que entre en nuestro blog, sepa que usamos el sentido común.

 

He creado este letrero o botón para que todo aquel que quiera lo use de la forma que considere oportuna dentro de su bitácora.

 

 

Todo aquel que quiera un botón puede solicitarlo en los comments de esta entrada y, en estricto orden de comentarios, se le creará uno personalizado con el número que le corresponda y se le enviará a su correo electrónico para que pueda usarlo.

 

He pensado que también sería interesante que se redactara un manual o una lista o como queráis llamarlo y que cada uno la incluyese en una entrada en su blog y enlazase dicha entrada al botón. He escrito tres que siempre se pueden modificar:

 

Ser Ruvio significa

  • Construir un blog cuyos contenidos aborden cualquier tema desde un punto de vista cultural, social y/o de ocio siempre desde el sentido del humor, la coherencia y/o el ánimo de aportar y aprender cosas nuevas con el debate que se generase.
  • Comentar en otros blogs -o en el propio- identificándose y/o enlazando al propio blog.
  • Crear entradas y comentarios usando el sentido común y evitando el insulto y la demagogia.

Sería cojonudo que cada uno hiciese las aportaciones que considerase necesarias para que esta lista fuese lo mejor posible. Espero vuestras ideas. Por cierto, para quien todavía no las conozca, el socio número 0# y fundador es, por supuesto, Las Ruvis.

El discurso inédito del Rey (y Rumsfeld el manitas)

De los oscuros y polvorientos archivos de la televisión nos llega este video inédito en el que su majestad nos obsequia con una auténtica declaración de principios. XDDDD

 

 

Vía: Meneame

 

ACTUALIZADO

 

Bueno, siguiendo con la broma y a remolque del anterior video, no me puedo resistir a poner este otro con el que también me partí el pecho. 😀

 

Una sonrisa no cuesta nada

Entrar en cualquier sitio y recibir una sonrisa. ¿Hay algo mejor?

Para vosotros:

Mis videoclips favoritos: “Ok go” y las cintas andadoras

Inauguro esta sección con un video que conocí gracias a Manolo. No puedo imaginarme la cantidad de veces que estos tipos se habrán roto los piños para realizar esta coreografía, paradigma de la coordinación física y la genial y absoluta falta de vergüenza en pos de la fe en su música. Geniales. 🙂

Conducir estresa…

…sobre todo si se hace aquí.

Gracias Isrili.

😉

¿Gente rara?

Esta tarde me ha tocado ir a la estación a recoger un paquete que llegaba en autobús. He tenido que ir bastante temprano porque esta estación no es final de trayecto y los conductores no se responsabilizan de los bultos si no hay nadie que los recoja. Me he dado cuenta de que las estaciones de autobuses son escaparates incomparables en los que observar a cantidad de personajes curiosos e incluso extravagantes.

Dos bancos más allá de donde yo estaba, había una señora de unos sesenta y pico años peleándose con una chocolatina. La mujer se desesperaba intentado romper el envoltorio de mil maneras diferentes. En un momento dado se ha girado hacia mí con cierta súplica en su rostro pero yo he sido más rápido y he esquivado la mirada. Sé que he obrado mal pero, cuando un impulso involuntario se impone por encima de lo que se supone que es lo correcto, es muy difícil rectificar.

Seguir leyendo “¿Gente rara?”

De lo que se come, se caga.

Éste septiembre hizo dos años que mi compañera y yo nos fuimos a vivir al piso que nos compramos. Es una casa de unos cuarenta y tantos años, reformada y acogedora. Vivimos en el tercero en un edificio de una vivienda por planta con las ventajas que ello conlleva. No es muy grande, pero la distribución la hace muy cómoda y accesible. Tiene una cocina enorme y una galería con espacio suficiente para arrinconar todos nuestros trastos. La cocina tiene una ventana que da directamente al patio y como las viviendas de al lado son plantas bajas, con la luz que entra por ahí y la que nos entra por la galería, siempre está bastante iluminada.

De entre los inconvenientes puedo destacar que el sol golpea paredes y techo durante todo el día y el calor en verano es verdaderamente insoportable. Salvo éste y algún otro inconveniente (quién no tenga ninguno que levante el ratón) la vida en nuestro hogar es bastante apacible. No pedimos más porque no necesitamos más. No nos hace falta una casa con vistas al mar o a la montaña. Una vez que te acostumbras a ver los tejados, azoteas y antenas de los otros edificio puedes, perfectamente, aprender a encontrarles esa belleza seca y rancia que indudablemente tienen.

Ahora bien, aunque mi pretensión no sea ver el paraiso desde la ventana de la cocina mientras preparo la cena, sí me gustaría al menos, no tener que encontrarme con lo que es el verdadero motivo central de la fotografía y que, si pulsan, podrán ver con morboso detalle.

Pulse para vomitar

No se si es lo que parece, pero parece tanto lo que creo que es, que por narices debe ser lo que parece. Si es lo que parece no me explico cómo ha llegado hasta ahí, delante de mi casa, pues muchos vendavales hoy no hemos tenido.

Mi compañera tiene la teoría de que alguien, al que a partir de ahora nos referiremos como Cerdo de mierda, se ha encontrado… cómo decirlo… en una situación comprometida y, aterrorizado ante la idea de ser descubierto, ha evaluado la situación y ha decidido que antes de que alguien de su entorno descubra de qué color son sus excrementos, mejor ilustrar con ellos el perfil de los tejados para deleite de todo el vecindario, eso sí, desde el tranquilizador anonimato.

Mi teoría, reconozco que un tanto pillada por los pelos, es que algún ladrón tras descubrir dónde guardaba sus ahorros Cerdo de mierda, le sustrajo la caja fuerte y, tras apoderarse del botín, huyó por los tejados deshaciéndose de ella.

Lo que más me atormenta es que estamos condenados a ver como eso va envejeciendo y formando parte natural del tejado y de nuestras vidas. 😦

 

ACTUALIZADO

Las Ruvis nos regalan este documental realizado por ellas mismas en el que fantasean acerca de lo que debe ser la situación en que vivo con Ruth y el ñordo.

Gracias Ruvis. 🙂

 

No deberías abrir un blog si…

Éste es mi nuevo blog, queda inaugurado. Me encanta Antiegos y disfruto mucho escribiendo en él pero, a veces, el hecho de que sea temático me limita un poco. Me apetece escribir otras cosas, más personales, más de paja mental y me apetece mucho hacerlo, simplemente, cuando surja algo en mi cabeza.

Le he estado dando vueltas y, al final, lo he abierto. Pensando en las razones por las que debería abrirlo o no me ha surgido la idea de escribir esta lista. Yo mismo cumplo algunas de las cosas que pongo pero, hay que mirar la paja en el propio ojo ¿no?. Espero que os guste.

¿Estás pensando en abrir un blog? ¿Te gustaría tener tu propia bitácora y aún no te has decidido? ¿Necesitas un pequeño empujoncito para hacerlo? Si no lo tienes claro, puede que primero debas leer el siguiente listado. Si cumples diez características o más, quizá deberías replanteártelo.

No deberías abrir un blog si:

 

– …nunca has leído un blog.

– …solo te interesan las estadísticas de visitas y la cantidad de comentarios.

– …no sabes lo que es un blog, un fotolog, un vlog y, además, no te interesa saberlo.

– …estás pensando abrirlo en Windows Live Spaces.

– …no sabes escribir tu nombre

– …eres el único de tus amigos que no tiene blog y te mueres de envidia.

– …los gifs animados te hacen entrar en éxtasis.

– …no conoces a nadie en el mundo entero que sepa lo que es un blog.

– …te resultan muy divertidos esos comentarios que lees en otros blogs que dicen “¡Gran blog! Good job! Visit http://www.ganamuchodinerotocandotelosguevos.com”.

– …tus colores favoritos son el rosa intenso y el azul celeste y si se alternan con un parpadeo epiléptico, mejor que mejor.

– …crees que Creative Commons es un grupo de hip hop.

– …tu última novia te dejó porque eras un aburrido pero te dio igual porque te habías aburrido de ella.

– …no sabes para que sirve una tecla en la que pone Alt Gr.

– …crees que postear es un trabajo relacionado con el tirado de cable eléctrico por carreteras.

– …crees que los dominios http://www.paco.com o http://www.paco.es, estarán libres para tí.

– …estás leyendo esto en el blog de un amigo tuyo o en un email.

– …te quieres hacer rico con Adsense.

– …le estás diciendo a todo el mundo que te vas a abrir una página web.

– …en lugar de blog dices “bloc” y en lugar de bitácora dices “pitácora”.

– …cuando lees que el administrador de un blog ha cambiado la plantilla, piensas que le deben oler los pies.

– …crees que “menéame” es una web porno.

– …tu máquina es un Amstrad CPC-6128 con monitor verde.

– …no sabes pronunciar HTML.

– …crees que la calidad de un blog se mide por los botones, los colores y los gifs animados.

– … crees que la calidad de un blog se mide por la cantidad de comentarios.

– …no sabes respetar las opiniones de los demás, eres un reaccionario, un intolerante y/o un demagogo.

– …trabajas quince horas al día, seis días a la semana.

– …crees que el “blogroll” es un helado de Frigo.

– … lo haces porque se te ha ocurrido un nick genial como “Pacobot”, “Pacotech”, “Paconan”, “VirtualPaco”, “Pacosto”, “O-paco”, “Pacmachine”, “Paco 2.0” o, sobre todo, “paquito”.

– …te encanta escribir en negrita, en cursiva, EN MAYÚSCULAS o aLtErNaNdO mAyÚsCuLaS y MiNúScUlAs.

– …no sabes lo que significa “citar la fuente”.

– …tu creatividad con el copy/paste no tiene parangón.

– …lo haces porque se te ha ocurrido un nombre genial para el blog como, “El bloj de Paco”, “Pa cosas, las de Paco”, “Pacoweb”, “Mi nombre es paquito”, “(¯`·._.·(_P@Ç0_)·._.·´¯)”, “Pacommm…”, “Pacopedia”, “Paco elevado al cubo” o, sobre todo, “Paco’s Blog”.

– …disfrutas entrando en foros y blogs para insultar, descalificar, burlarte y/o cualquier otra cosa que sabes que no te gustaría que te hicieran a tí.

– …crees que un enlace solo es algo relacionado con el matrimonio.

– …no sabes quién es Javi Moya.

– …para publicar esa foto que le hiciste a Paco meando en la calle al sábado por la noche.

– …eres total y absolutamente consciente de que vas a hacer el blog más ingenioso y original de la blogosfera.

– …normalmente no tienes nada interesante que decir.

– …cuando comentas en algún blog no se te ocurre nada más original para firmar que “anonymus”.

– …tienes pensado incluir en todas tus entradas la palabra SEXO para generar más visitas.

– …lo haces para poder decir en el pub “Hola, ¿has entrado en “Paco’s blog? Pues deberías hacerlo, muñeca.”

– …te tomas demasiado en serio entradas como esta.

– …por encima de todas las cosas, no disfrutas haciéndolo.

Si a alguien se le ocurren más características que las diga, iré actualizando. 🙂

 

Ver enlaces a esta entrada

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑